Qué ver y hacer en Ronda: 9 claves para una visita de diez

En pleno corazón de la provincia de Málaga se levanta la deslumbrante localidad de Ronda. Es más que conocida a ojos de todos la espectacular imagen del Puente Nuevo, que sirve como emblema de un municipio que ha ganado fama y visitantes a lo largo de los últimos años. Cientos de miles de años de historia respaldan un destino que no deja indiferente a quien lo visita. Así que si no tenías claro tu próximo destino y con esto ya te hemos convencido, toma nota de todo aquello que no te puedes perder de este bellísimo rincón malagueño.

1.PASEAR POR LA PLAZA DEL SOCORRO

Cómo no, un paseo mañanero por las callejuelas del centro histórico siempre es una de las mejores opciones para empezar el día. La Plaza del Socorro es visita obligada y, probablemente, uno de los lugares más concurridos de la localidad. Cerca de ella quedan, además, la plaza Duquesa de Parcent, donde se ubica la Iglesia Santa María la Mayor o el Palacio de Mondragón, que aloja el Museo Municipal de Ronda.

2.RELAJARTE EN LOS BAÑOS ÁRABES

Los Baños Árabes de Ronda es parada obligatoria. No lo decimos solo nosotros, sino su origen nazarí que data de los siglos XIII-XIV, lo que convierte este lugar en un sitio mágico y emblemático. Estos baños tienen entre sus singularidades la conservación completa de su estructura y sus tres salas de baño que se encuentran protegidas por unas espectaculares bóvedas de cañón.

3.VISITAR LA CASA DEL GIGANTE

La Casa del Gigante se encuentra ubicada en pleno casco histórico de Ronda y se trata de una casa señorial de origen árabe que fue construida en el siglo XIV. Es perfecta para sumergirse en la historia nazarí, ya que toda su arquitectura es semejante a muchos edificios que podrías encontrar en Granada, de modo que no sería extraño que de repente creyeses que te encuentras en el interior de la Alhambra.

4. SUBIR Y BAJAR LOS ESCALONES DE LA CASA DEL REY MORO

Después de un poco de historia y relajación, llega el momento de comenzar a sacar nuestras mejores energías para bajar (y luego volver a subir) los escalones que nos llevan desde la Casa del Rey Moro hasta las orillas del río Guadalevín. Este alto en el camino compagina las visitas a los jardines de este palacio del siglo XVIII y las increíbles vistas de la ciudad desde lo más bajo del río.

5. DESCUBRIR LA HISTORIA EN EL YACIMIENTO ARQUEOLÓGICO DE ACINIPIO

Seguimos con un poco historia, como todo lo que acompaña a este destino, y lo hacemos en el Yacimiento Arqueológico de Acinipio. Se encuentra situado a 21 kilómetros de Ronda, pero te aseguramos que merece la pena escaparse un momento de la localidad. El espectacular teatro romano que aún se conserva data del siglo I a.C. y es perfecto para quienes fantasean imaginándose cómo habría sido presenciar una obra de teatro en semejante lugar.

6. EXPLORAR LA CUEVA DE LA PILETA

No podemos irnos de Ronda sin visitar este espectacular yacimiento que fue declarado Monumento Nacional en 1924. Este mágico lugar esconde más de 20.000 años de arte rupestre que se distribuyen entre la galería de las Grajas, la Sala de los Murciélagos, la Sala del Castillo, el Salón, la Galería de las Cabras, el Santuario, el Salón del Lago, y un lugar etcétera de rincones lleno de espectaculares estalagmitas.

7. DEGUSTAR LA MEJOR GASTRONOMÍA EN CASA MARÍA

Como no todo va a ser andar y pasear, y sabemos que el estómago no se llena por los ojos, te proponemos también un alto en el camino para disfrutar de la gastronomía malagueña en este establecimiento ubicado en pleno centro de Ronda. El menú, que incluye también opciones sin gluten, veganas y vegetarianas, se elabora con la materia prima que se haya comprado ese mismo día.

8. ASOMARTE AL BALCÓN DEL COÑO

Como el sol comienza a ponerse, y somos muy amantes del atardecer, te recomendamos un “must” a toda visita a Ronda que se haga, y ese es asomarte al Balcón del Coño. No, no nos hemos vuelto locos, este lugar recibe dicho nombre porque popularmente se conoce que todo aquel que se asoma expulsará dicha palabra por su boca. Y es que no es para menos, ya que este balcón, que se encuentra al final de la Alameda del Tajo tiene unas vistas que son, simplemente, IMPRESIONANTES.

9. DESLUMBRARTE ANTE EL PUENTE NUEVO

Y, cómo no, dejamos lo mejor para el final. El momento del día lo dejamos a elección de cada uno, ya que tanto de día como de noche, el Puente Nuevo no deja indiferente a absolutamente nadie. Con más de 200 años es innegable que se ha convertido en el símbolo de Ronda por antonomasia. Imprescindible y fundamental llegar con la batería cargada, ya que es imposible irse de este lugar sin tomar todas las fotos que hagan falta.

Una respuesta a “Qué ver y hacer en Ronda: 9 claves para una visita de diez”

  1. […] hay muchas cosas más que hablar sobre Ronda no podíamos dejar fuera de esta clasificación esta maravilla arquitectónica. Este puente que es […]

Deja una respuesta