La Ruta de la Pasa: guía completa

Con sus 62 kilómetros de recorrido, la Ruta de la Pasa por los pueblos blancos de Málaga es una de las actividades claves y más completas a la hora de disfrutar de esta provincia del sur de España. Este itinerario, ubicado en la sierra de la Axarquía malagueña, nos ofrece toda una inmersión turística y gastronómica en la que los protagonistas claros son los viñedos, la tradición artesanal y el bellísimo paisaje natural que rodea la zona. Presta atención que ¡empezamos!

Qué es la pasa y cómo se elabora

Antes de todo es primordial hablaros un poco de este producto que se encuentra fundamentalmente en la sierra de la Axarquía y en la zona litoral de la provincia, concretamente en la localidad de Manilva. Ostentando el título de Denominación de Origen Málaga, este tradicional producto se consigue gracias a la uva moscatel a través de un proceso de secado al sol. Su elaboración tradicional y de calidad tiene como resultado un producto diferenciado por su textura, su color y su sabor.

Este proceso tiene lugar tras la vendimia, que suele darse en los meses finales del verano. Su elaboración lleva el nombre de pasificación, y se llama así a la transformación que se produce en la uva de moscatel madura hasta que esta se convierte en la pasa tal como la conocemos.

La elaboración se produce en una superficie llamada paseros o secaderos y tiene lugar a lo largo de dos semanas aproximadamente. Tras la pasificación le sigue el siguiente paso: el picado. Que consiste en desgranar las pasas de forma manual. Gracias al picado se consigue las dos características que la diferencia de los otros tipos de pasa (la pasa sultana o la pasa de Corinto) que son su mayor tamaño y su color oscuro casi negro.

Hay que destacar también que la pasa malagueña se diferencia de las demás debido a la humedad de la zona, que le otorga una mejor textura y un sabor mucho más jugoso sin necesidad de añadirle ningún tipo de azúcar o edulcorante artificial. Todo ello hace que estas pasas sean consideras las mejores del mundo, de ahí que estén catalogadas como Patrimonio Agrícola Mundial por la FAO.

La Ruta de la Pasa: recorrido

Ya sí que si llegamos al punto fuerte: el recorrido. La llamada Ruta de la Pasa consta de unos 60 kilómetros de recorrido y cuyo itinerario incluye diversos pueblos blancos de la sierra de la Axarquía, y de los cuales hablaremos más adelante.

Durante vuestro recorrido podréis disfrutar y aprender del todo el proceso anteriormente explicado. Desde cómo se recoge la pasa, cómo se realiza su secado e incluso tendréis la oportunidad de elaborarla con vuestras propias manos utilizando los tradicionales paseros.

Por supuesto ni qué decir tiene que podréis disfrutar del típico vino de Moscatel de Málaga y, si sois previsores y viajáis en las fechas adecuadas, coincidiréis con las fiestas gastronómicas de la zona, entre las que destacan la Fiesta de la Pasa de El Borge, los Verdiales en Benagalbón o la Fiesta del Ajoblanco en Almáchar.

Pueblos blancos de la Ruta de la Pasa

No solo la pasa o el vino son los protagonistas de esta ruta, sino por supuesto y también, lo es la propia sierra malagueña. Y es que la calidad de este producto es tal gracias a la zona donde se elabora. La Sierra de la Axarquía es un entorno lleno de bellas laderas que te permite tener siempre visible tanto mar y montaña, destacando el pico de La Morama, el cual podrás observar indiferentemente del punto en el que te encuentres.

El punto recomendable para comenzar este recorrido es el Rincón de la Victoria, en cuyo casco urbano podréis encontrar una señal que nos indica la salida hacia la Ruta de la Pasa. A partir de ahí vuestro próximo destino será el pueblo de Benagalbón, al cual le seguirán las siguientes localidades que os descubrimos a continuación.

 

  • Benagalbón

En este pequeño núcleo urbano que se encuentra cercano al Rincón de la Victoria destaca la visita al Museo Etnográfco, además del propio encanto que poseen los pueblos blanco de la sierra malagueña.

  • Moclinejo

En Moclinejo se encuentra el conocido CEPA, el Centro de Estudios de la Pasa de la Axarquía, además de muchas de las bodegas más tradicionales de la provincia malagueña.

  • Almáchar

El Museo de la Pasa es uno de los grandes atractivos de este bello pueblo de casas y calles blancos y que es uno de los que mayor cantidad produce de entre todos los que comprenden este recorrido.

  • El Borge

Fuentes y arcos repartidos por todo el municipio avalan a esta pequeña localidad de la sierra que destaca por su Fiesta de la pasa y por su fuerte vinculación con dicho producto gastronómico.

  • Cútar

En Cútar se encuentra la Iglesia de la Encarnación, uno de los monumentos más interesantes y únicos de la provincia de Málaga debido a su fuente árabe y su estilo mudéjar.

Deja una respuesta