La Cueva del Tesoro: la única cueva submarina de Europa

Quién no ha soñado alguna vez con grandes aventuras, tesoros escondidos o leyendas que han ido llegando hasta nuestros días desde la más remota antigüedad. Como sabemos que somos muchos los que fantaseamos con rincones mágicos que alberguen todos estos elementos, hoy te traemos este legendario lugar del remoto Rincón de la Victoria. Se trata de la Cueva del Tesoro. Una joya geológica y arqueológica situada en plena sierra costera de la provincia de Málaga que, además de longeva edad y valor histórico. Se trata de una de las tres únicas cuevas submarinas del mundo y única del continente europeo. ¡Empezamos!

Cueva del Tesoro, Málaga

HISTORIA

Tal como adelantábamos, la Cueva del Tesoro se encuentra situada en el municipio de Rincón de la Victoria, una localidad de la comarca de la Axarquía (en pleno término de El Cantal) a apenas 15 km de la capital malagueña.

Antiguamente conocida como la Cueva del Higuerón, este complejo subterráneo es conocido por ser una de las tres únicas cuevas de origen submarino que se encuentran en el mundo ‒las otras dos cuevas se encuentran en Asia y América Central‒ y es, además, la más importante de todas ellas, ya que es la única cueva que se encuentra visitable al público.

Con más de dos kilómetros y medio de longitud, la cueva se encuentra excavada en roca caliza gracias a la fuerza de las aguas cercanas de tal manera hasta formar un acantilado en pleno mar Mediterráneo. La Cueva del Tesoro supone toda una experiencia para todo aquel que la visita, ya que su recorrido es un viaje hacia el pasado dado el valor histórico y cultural del recinto, lleno de oquedades y formas redondeadas y el arte prehistórico del que abunda.

Cueva del Tesoro

En las galerías del complejo se han encontrado pinturas rupestres del Paleolítico Superior y del Solutrense; así como cerámicas del Neolítico, restos arqueológicos se conservan actualmente en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid. No obstante, los asistentes podrán visitar las variadas salas de las que se encuentra acondicionado el recinto: la sala de Los Lagos, la sala del Águila, la sala de la Virgen, el Pozo Suizo o la sala del Marco Craso, por ejemplo. Para los más curiosos, además del valor histórico y cultural, hay que añadir que la Cueva del Tesoro no está exenta de leyendas

La leyenda de los Cinco Reyes Moros

La cueva toma su nombre de la antigua leyenda que la rodea. Y es que se dice que aún sigue escondido en las cavidades de esta gruta un valioso tesoro que data del siglo XII, escondido por el emperador almorávide Tasufin Ind Alí. Esta leyenda se encuentra recogida en los escritos del siglo XVII de Fray Antonio Agustín de Milla y Suazo. No obstante, esta leyenda también es conocida como la leyenda de los Cinco Reyes Moros, 5 reyes mahometanos que, al verse acorralados por los cristianos durante la reconquista, escondieron todas sus riquezas las Cuevas del Tesoro del Rincón de la Victoria.

Esta leyenda ha llegado a nuestros días gracias a Antonio de la Nari, un buscador que llegó a Málaga a principios del siglo XIX atraído por dichas leyendas y que dedicaría años de su vida a buscar tan ansiado tesoro. Antonio de la Nari fallecería trágicamente durante una explosión en el año 1847.

La leyenda de la diosa Noctiluca

La segunda leyenda que rodea a la Cueva del Tesoro es la relacionada con la diosa Noctiluca o Malac. La reina de los cielos y de la tierra, considerada también la diosa de la fecundidad, vida y muerte. Su nombre dio nombre también a la ciudad de Málaga, antiguamente llamada Malaca. Dicha diosa cuenta con su propia estatua en el interior del municipio y según los estudios existe la posibilidad de que tuviese su propio santuario en las profundidades de la cueva.

Deja una respuesta