En los zapatos de Picasso

Gernica, obra de picasso en un sello

Pablo Ruiz Picasso es uno de los pintores más famosos del mundo y como bien se sabe, malagueño de nacimiento. En su ciudad pasó 10 años hasta que se mudó a la Coruña y muchos lugares han quedado marcados por él. Málaga ha construido en su honor el museo de Picasso, sin embargo, si eres un admirador del arte del pintor cubista hay muchos más lugares que puedes visitar para sentirte parte de su historia.Por esta razón, la fundación Picasso ha planteado una «ruta Picassiana» por los lugares que más marcaron su vida en Málaga.

La ruta picassiana: infancia

Si seguimos su vida en orden cronológico, primero puedes ir a la casa en la que nació. Ubicada en el número 15 de la plaza de la Merced, el recorrido comienza muy céntrico. Actualmente la Casa Natal de Picasso es un museo al que se puede acceder comprando unas entradas por un precio muy bajo (entre 2 y 4 euros) y está abierta todos los días de la semana. Muy cerca de esta casa se encuentra una estatua del pintor colocada en la calle con la que te puedes hacer alguna foto de recuerdo. Y en la plaza puede imaginar como fue su infancia.

Casa natal de Picasso en MálagaDespués a la Parroquia de Santiago donde fue bautizado. La iglesia es un edificio precioso que mezcla técnicas arquitectónicas con tintes de arte mudéjar tan característico del sur de España.

La ruta picassiana: influencias de su padre y educación

Una persona que influenció en gran medida a Picasso fue su padre, que era conservador del museo municipal y profesor en la escuela de Bellas Artes de San Telmo. Estas son las siguientes dos paradas. El museo municipal estaba ubicado en el convento de San Agustín y allí mismo era donde el padre del pintor tenía su propia taller y donde Pablo Picasso comenzó a trastear con las pinturas. Su padre, siendo profesor en la escuela de Bellas Artes de San Telmo, pudo transmitir a su hijo todos sus conocimientos desde muy pequeño y así comenzó su carrera profesional que le haría mundialmente famoso. Actualmente aquí se encuentra el Ateneo, una asociación de divulgación cultural.

La siguiente parada de la ruta picassiana es el colegio al que asistió el pequeño Pablo: el Colegio San Rafael, en la calle Comedias. Actualmente el colegio ya no se encuentra allí, pero sigue siendo un paseo agradable. Se suele decir de Picasso que no le gustaba acudir al colegio porque se sentía más a gusto entre los pinceles y los lienzos de su padre.

Por último, aunque está un poco más alejado de todos estos puntos se puede ir a visitar la plaza de toros a la que acudía con su padre y que estamos seguros, más tarde inspiró algunos de sus cuadros como El picador amarillo. La plaza de toros de la Malagueta es una de las más importantes de España y en Semana Santa se hace una corrida en honor al pintor llamada «corrida picassiana».

Plaza de Toros la Malagueta

Otros lugares para conocer a Picasso

Existen en Málaga algunos lugares en los que podrás conocer más sobre la vida y la obra de Picasso que no están en la ruta porque no formaron parte de su vida sino que se han construido después. Aun así son lugares que pueden ser muy interesantes.

Como es el Museo Picasso, donde tienen 285 obras del pintor malagueño. Está ubicado en el Palacio de los Condes de Buenavista y cuenta con un precioso patio interior. El museo lleva en funcionamiento desde 2003 y es una de las visitas que no te puedes perder al visitar Málaga. O como lo son también los jardines Picasso, dedicados al pintor en el centenario de su cumpleaños. Es una zona verde muy extensa abierta a todo el mundo.

Parque Picasso

Lo que está claro es que no puedes pasar por Málaga y no aprender un poco más sobre este autor tan conocido y del que está tan orgullosos los malagueños.

Deja una respuesta