Descubriendo Nerja, mucho más que una ciudad costera

Una visita obligada para todos aquellos que decidan pasar sus vacaciones en la provincia de Málaga es sin lugar a dudas Nerja. A tan sólo 52 kilómetros de la capital (apenas unos 45 minutos en coche), una amplia y preciosa variedad de zona costera justifica la fama que le precede, y es que no hay rincón de esta pequeña localidad que no merezca ser fotografiado. No obstante, más allá de sus bellísimas playas, Nerja ofrece también diversas actividades y lugares que visitar para aquellos que no solo quieran pasar una relajada tarde en la playa. Nosotros hemos seleccionado algunos de los puntos más fuertes de este bello municipio para que puedas aprovechar tu visita al máximo ¡Toma nota!

LA CUEVA DE NERJA

La cueva de Nerja

Es sin duda el punto más fuerte y must de tu visita a Nerja. Es más, es una visita obligada incluso para aquellos que decidan pasar su visita únicamente en la capital malagueña y es que no es para menos. 42.000 años de antigüedad avalan a este impresionante lugar que, se cree, oculta la primera obre de arte de la historia de la humanidad. Por si fuera poco, para aquellos que viajen en familia, la cueva cuenta también con el Museo de Plaza España que organiza talleres y juegos pensada para los más pequeños.

LA IGLESIA DEL SALVADOR

Iglesia del Salavador

Junto al Balcón de Europa, del cual hablaremos más adelante, se encuentra esta Iglesia cuyo origen data del año 1697 pero que sería renovada a finales del siglo XVIII. Se trata de una iglesia de estilo mudéjar que cuenta con su propio campanario y cuyo interior se encuentra divido en tres naves separadas por arcos de medio punto y diversos pilares. Es una de las iglesias principales del pueblo, la visita es gratuita y como curiosidad añadir que las campanas suenan “religiosamente” cada hora.

EL RÍO CHÍLLAR

Río Chíllar

Tanto si buscas un plan perfecto en familia como si eres un gran amante del senderismo y las actividades en plena naturaleza, te recomendamos visitar el espacio natural protegido del Parque Nacional Alhama. Allí se encuentra el Río Chíllar, uno de los ríos más bellos y populares de Málaga, y encontrarás también diversas piscinas de agua cristalina. El entorno es perfecto para quienes disfrutar de una experiencia en pleno paraje natural sin alejarse demasiado de la localidad de Nerja.

BOQUETE DE CALAHONDA

Boquete de Calahonda

En plena bajada hacia la Playa de Calahonda se encuentra este pequeño pero particular rincón del municipio de Nerja. Hablamos del Boquete de Calahonda, un precioso y blanco arco morisco bastante peculiar. El arco sirve como inicio de la bajada peatonal hacia la playa desde el cual puede observarse el azul del mar. No nos extrañaría que lo encontrases siempre rodeado de turistas o locales, y es que es un rincón donde hacerse la fotografía perfecta.

LA CALLE PINTADA

Sabemos que entre los presentes hay más de un amante de las compras, de pasar una buena tarde de tienda y tienda y terminar la jornada con una buena caña en un bar. La Calle Pintada de Nerja es el lugar para ello. Se trata de una de las calles más concurridas y populares de la localidad, y en ella podrás encontrar una amplia variedad de locales con venta de recuerdos, artesanía, moda, bares, restaurantes, etc. Esta calle une, además, la conocida Plaza Cantarero con el Balcón de Europa.

EL PARQUE VERANO AZUL

Barco de verano azul

No trates de ocultarlo, sabemos que en cuanto has leído este nombre has comenzado a silbar la conocida canción. Y es que quién no ha montado en bicicleta a la vez que silbaba el tema principal de aquella serie española de los años 80, la famosa Verano Azul. El mayor atractivo de este parque es la réplica del conocido de Chanquete que sirve como homenaje a la serie y a la propia localidad de Nerja que sirvió como escenario en varios capítulos del programa de televisión.

EL BALCÓN DE EUROPA

El balcón de Europa, Nerja

Además de ser uno de los pueblos más bonitos de la Costa del Sol, Nerja también nos ofrece la posibilidad de obtener las que probablemente sean las mejores vistas para los amantes de la playa. Para ello hay que llegar hasta el Balcón de Europa, una antigua fortaleza que sería demolido por el ejército francés durante la Guerra de la Independencia y que cuya altitud y belleza lo convierte en uno de los miradores y lugares más populares de Málaga. Sin duda, el punto más idílico donde ver el atardecer y llevarse el mejor recuerdo de Nerja.

Una respuesta a “Descubriendo Nerja, mucho más que una ciudad costera”

  1. […] hemos hablado muchas veces de Nerja y de sus impresionantes reservas naturales. Especialmente las de la costa, los Acantilados de […]

Deja una respuesta